Featured Posts

¿Cómo hacer que tus hijos limpien sin pelear?

¿No te ha pasado que te esfuerzas demasiado en limpiar un área de la casa, sólo para darte cuenta que tu hijo ya hizo desastre en el otro rincón de la casa? A todas las mamás nos pasa y es frustrante, pero aquí te enseñaremos como inculcarles a tus hijos la responsabilidad de limpiar después de estar en cierto lugar y así evitarte estar encima de ellos todo el tiempo, castigándoles todo si su cuarto no está en orden. Espero que te sirvan, ya que a mi si me sirvieron.


1.Establece una rutina: Es bueno que los niños desde pequeños sepan lo que deben de hacer y en qué tiempo, así ellos lo hacen sin necesidad de que un adulto este constantemente recordándoselos y gritándoles en caso de que no lo hagan. Puede ser útil escribírselos en algún lugar visible de la casa con horas precisas. Ellos deben estar conscientes de que su tiempo libre depende de que terminen a tiempo sus responsabilidades, de esta manera querrán apurarse para tener más tiempo de jugar.


2.Haz poquito cada día: Si vas haciendo poquito diario, no se te acumula todo al final de la semana y no te toma tanto tiempo. Es lo mismo con los hijos, si solo les pido que limpien su cuarto cada mes, van a tener más cosas acumuladas a que si les pido que lo hagan diario por 10 minutos, así no se les hace tan pesado porque son pocas cosas las que sacan de un día al otro.


3.Hazlo divertido: Hay veces que, hasta los tableros de puntos para obtener recompensas, se vuelven aburridos. La manera de motivar a los hijos tiene que estar en constante cambio. Una buena idea podría ser escribir en abate lenguas diferentes actividades, tanto de que hacer como de ejercicio o juego y que ellos tengan que escoger del frasco y hacer lo que les toca. Por ejemplo: sacar la basura, tener un snack, ver la tele 20min, tender la cama, etc. De esta manera vas alternando entre recompensas y responsabilidades.


Otra manera de motivarlos es a través de carreritas, a ver quién termina de hacer cierta tarea más rápido y mejor, puede ser entre ellos (si tienes más de un hijo) o contigo como mamá. El que lo logre, se lleva una recompensa. Te recomiendo que, si tus hijos son demasiado competitivos, evites la competencia entre ellos y mejor sea contigo, de esta manera no hay peleas ni reclamos.


Si tienes que limpiar un área más pesada o con mayor desastre, poner un timer y trabajar duro por 15 minutos, después tener tiempo libre 5 minutos y así ir alternando. Tú decides los tiempos dependiendo de la cantidad de desastre y esa decisión es inapelable. De esta manera saben que, si no limpian, tampoco tendrán tiempo libre.


4.Deja que los niños estén a cargo: Cuando les vas dando más responsabilidad, por una parte, ellos aprenden y ya no hay gritos para que hagan las cosas y por la otra tú te deslindas un poco y descansas más. Puedes dejarlos a ellos elegir que tareas quieren hacer, o darles una lista de cosas por hacer y que ellos elijan dependiendo de cuantos son. De esta manera, se apuran porque quieren terminar antes que su hermano/a.


5.Primero trabaja y después juega: Como ya lo mencionamos, cuando los niños entienden que, si su recompensa depende de su responsabilidad, ellos mismos se apuran y se relajan las cosas. Ya llega el punto en el que ni preguntan si tienen tiempo libre porque saben que antes va la tarea. La ventaja de esto es que también se están preparando para la vida adulta, pues primero se debe de trabajar y ya después te pagan.


6.Si lo usas, recógelo: Si terminan de comer, ponen su plato en el fregadero o lo lavan, si se quitan ropa, la ponen en el cesto, etc. No se debe hacer un bonche para “guardar después” porque la mayoría de las veces ese “después” nunca llega y se sigue acumulando.


7.Recompensa: Motivarlos diciéndoles “Vas bien” “Así se hace”, eso significa demasiado para ellos. Una buena idea puede ser tener un frasco lleno de cuentas o canicas, por cada vez que hacen una tarea bien, se les da una canica y cuando lo hacen mal, se quita una, cuando su frasco está lleno, pueden escoger un premio de la “tiendita familiar” que prácticamente está llena de juguetitos baratos del mercado o pequeñas cosas que sabes que motivan a tus hijos, tu fija los premios.


Otro que funciona bien con los pequeños es darles una estampa o un sello por cada 5 o 3 tareas que hacen bien, esto los hará sentir bien.


8. Estar presente: Todos estos tips son bastante buenos, pero no van a funcionar tan bien, si tu no estás ahí, enseñando, supervisando, ayudando, prácticamente dando el ejemplo. El chiste es que ellos limpien contigo, eventualmente, cuando ya tengan más edad y experiencia lo tendrán que hacer solos.














Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts