Featured Posts

10 tips para enseñarle Mindfulness a tus hijos

El Mindfulness no es algo nuevo, pues tiene sus raíces en las tradiciones y creencias budistas antiguas, sin embargo, se ha hecho muy popular en los últimos años. No fue hasta hace poco que varios estudios comprueban el efecto positivo que tiene el mindfulness en las personas y aún más en los niños.


Mindfulness consiste en estar en el aquí y ahora, estar en tus cinco sentidos sobre lo que ocurre en tu presente. En la época actual y en una vida acelerada en la ciudad de México, resulta fácil distraernos y no poner atención en nuestro presente.


¿No te pasa que sigues tu rutina en automático, sin estar consciente de tus acciones? Imgaínate cuanto más le pasa esto a los niños... Es normal, puede ser que nos distraigamos con el pasado o nos viajemos hacia el futuro, el punto es que no estamos en el hoy.


Así como nosotros los adultos podemos ser víctimas de esto, los niños también pueden distraerse con facilidad y no darse cuenta de lo que los rodea. Esto puede impactar de manera negativa en los pequeños. Por ejemplo, el manejo de sus emociones y el dominio sobre su cuerpo puede tornarse más complicado de lo normal.


El mindfulness ayuda a mejorar el comportamiento, enfocar la atención, tener una mejor salud mental y ser más resistentes al estrés. Hay muchas maneras distintas para enseñarle a tu hijo estas técnicas, te dejamos 10 tips que aplican para todas las edades, desde un niño de preescolar hasta un adolescente:

1. El cuerpo y sus movimientos: Enséñale a tu hijo a estar más consciente sobre su cuerpo y los movimientos del mismo. Dile que pretenda estar caminando sobre una delgada capa de hielo, donde cualquier movimiento brusco puede ser peligroso, por eso, se debe mover con cautela por el cuarto. También se puede hacer este ejercicio con un globo, aviéntalo hacia arriba y dile que se imagine como si fuera un huevo frágil y él tiene que mantenerlo en el aire con cuidado y sin romperlo.


2. Escribiendo: Pídele a tu hijo/a que en un cuaderno escriba todas las actividades que hizo en el día. Si no sabe escribir, te lo puede ir contando y tú lo escribes. El punto es que se logre acordar de todo lo que hizo en el día y vaya siendo más específico cada vez. Al principio le costará trabajo y dirá cosas muy generales, pero anímalo a que lo haga todos los días y verás una mejora, ya que contará más detalles. Esto ayuda a ser más consciente, estar más presente en el presente (valga la redundancia) y no hacer las cosas en automático.


3. Huele las flores: El aroma es uno de los sentidos que ayuda a los niños a sentirse presente en su entorno real. Dale alguna fruta, flor o un objeto que desprenda algún olor, invítalo a que cierre los ojos y se concentre en el olor. Dale unos minutos para que se concentre en lo que está oliendo y después pregúntale que piensa de dicho aroma. De esta manera podrá estar más consciente y a la próxima tal vez se detenga a oler una que otra flor en vez de pasarlas de largo como de costumbre.


4. Respiración: Una manera de tranquilizar la mente es enseñarle a tu pequeño/a a poner más atención en su respiración. Enséñale a cerrar los ojos y contar sus respiraciones. Inhalen en uno y exhalen en el dos, si su mente se distrae, dile que cuente. El ejercicio no es para que cambie el ritmo de la respiración, sino para que sea consciente de cómo se lleva a cabo este procedimiento que hacemos tan en automático. Realmente poner atención en la sensación de llenar los pulmones es algo increíble y milagroso que pasamos por con bastante frecuencia.


Otro ejercicio de respiración es decirle que respire tan hondo como si estuviera oliendo una pizza recién horneada, después debe sacar el aire por la boca como si estuviera tratando de enfriarla. De esta manera, cuando este enojado puede hacer este ejercicio y calmarse un poco


5. Degustación a ciegas: Es muy fácil atascarte de comida sin realmente saborearla, para disfrutar más de la comida, tápale los ojos a tu hijo/a y dale una mordida de algún alimento común. Dile que la saboree por unos segundos (más de lo que normalmente lo haría) y que trate de adivinar que alimento es.


6. Saborea el sabor: Otro ejercicio para el sentido del gusto es darle un pedazo de alimento, pero antes de comerlo debe analizarlo por unos segundos, después lo debe meter en su boca, pero sin masticarlo. Debe poner atención de la sensación que el alimento causa en su lengua, dientes, etc. Finalmente, ya lo puede masticar. Esto permitirá ser más conscientes de la textura de los alimentos y la sensación de comerlos.


7. Dibujando: Pone a tu hijo/a enfrente un objeto común, anímalo a que lo analice con sus 5 sentidos (si esto es posible). Aunque tal vez ya ha visto ese objeto varias veces, analizarlo de cerca puede traer cosas nuevas a su mente. Después dile que lo dibuje en una hoja, que se tome el tiempo para los detalles. El punto es poner más atención a los objetos comunes y enfocarnos en un objeto a la vez e individualmente.


8. Relajación de músculos: La relajación progresiva de los músculos se trata de analizar cada musculo de su cuerpo y aprender a relajar cada uno, ya que puede ser que se tensen sin darnos cuenta. Dile a tu hijo/a que se recueste y que tense y relaje cada uno de sus músculos, uno a la vez, empezando de los pies, hasta la cara. Puedes consultar tutoriales en YouTube para ser más profesional.


9. Escuchando: Usa una campana o algún sonido similar que se prolongue por 10 segundos mínimo. Dile a tu hijo/a que escuche la campana y después repite el ejercicio con los ojos cerrados a ver si presta más atención. Puedes tocarlas varias veces durante un minuto y tu hijo/a debe adivinar cuantas veces fueron. Esto ayuda a concentrarse y enfocarse mejor, así como apreciar el silencio.


10. Yoga: La yoga puede ayudar demasiado a que tu hijo esté más consciente sobre su cuerpo y mente. Si no es viable ir a una clase, hay muchos videos en internet para practicar, sería bueno que lo hagan juntos para que siga tu ejemplo.

Recuerda que el mindfulness es una práctica diaria, no solo de vez en cuando. Entre más se practique, los resultados serán mejores. También recuerda que los hijos siempre siguen nuestro ejemplo así que haz estos ejercicios junto con tu pequeño/a.


Fuente: https://www.verywellfamily.com/ways-to-teach-mindfulness-to-kids-4134344


Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts