Featured Posts

7 tips para que tu hijo pequeño duerma mejor

Cuando tu hijo duerme y entras a su cuarto a ver su carita angelical sobre la almohada, pensando, ¿Cómo esta bella criatura me causó tanto estrés el día de hoy? A muchas mamás nos pasa, es normal. Llega esa hora de la noche donde se duerme y tu empiezas a sentir como toda la energía regresa a tu cuerpo para el día siguiente. Los papás necesitan ese tiempo a solas mientras su hijo duerme y no solo los papás, para los hijos es de vital importancia dormir. Al no hacerlo, puede causar estrés y problemas para concentrarse en la escuela, ya en extremos puede causar dolores de cabeza. Para este artículo, se entrevistó a varios expertos del sueño para que nos expliquen cuales son los problemas más comunes en niños pequeños en relación con el sueño y como combatirlos. ¿Lista?


1. La levantada: Una hora razonable para que un niño se despierte es entre las 5:30 y las 7am. Sin embargo, muchos pequeñitos se despiertan mucho antes de esa hora y es demasiado temprano para los papás. Hay varias soluciones, se podría poner cortinas que bloqueen la entrada de la luz del día para que el pequeño duerma más. Un despertador que indique la hora a la que se debe levantar, no antes ni después. Es sorprendente pero generalmente, entre más temprano se duerma un niño, más tarde se levantará, así que sería bueno que se durmiera a una hora adecuada.


2. Siestas: Las siestas son necesarias, cuando no se puede por alguna razón, se va acumulando el cansancio y puede resultar peor. La solución sería establecer un horario fijo para dormir, en caso de no haya tenido siesta ese día, deberá dormir antes. Antes de dormir pueden salir a jugar para que se canse y después de un baño, será más fácil que duerma.


3. Dificultades para dormir: Muchos pequeños tienen dificultades para quedarse dormidos por su cuenta, ya que están acostumbrados a tener un adulto que los arrulle o que se duerma a su lado. La solución es apagar todos los aparatos electrónicos o cualquier estimulante una hora previa a la hora de dormir. Si a tu pequeño le cuesta trabajo dormir solo, te recomendamos lo siguiente: Del día 1-3: Siéntate a lado de su cama o cuna hasta que se duerma por completo. Del día 4-6: Pon una silla en medio de su cuarto y siéntate ahí hasta que se duerma. Del día 7-9: Lleva la misma silla hasta la puerta del cuarto. Día 10-12: Siéntate afuerita de la recamara. Después ya no será tan necesario que estés ahí pegada.


4. Despertándose a media noche: Despertarse a media noche es normal, pero se vuelve un problema cuando el niño no se puede volver a dormir por sí solo y peor aún, cuando despierta a los padres y todos pierden horas de sueño. La solución es clamar al niño y hacer alguna rutina tranquilizante para antes de dormir para que cuando se vaya a la cama este relajado.


5. Un último: Todos conocemos o tenemos al niño que, con tal de retrasar la hora de dormir, dice que quiere una última despedida de buenas noches o un último beso. Esta es una movida típica que retrasa el sueño y a la siguiente noche complica más las cosas porque el niño ya tiene el sueño acumulado de ese día y el anterior. La solución es poner un timer que suene dentro de 10 minutos y explicarle que cuando suene, ya no habrá más prorroga y será la hora definitiva para dormir. Haz todo lo que necesite antes del timer, ir al baño, darle agua, abrazarlo, etc, así cuando suene la alarma, no tendrá tantos pretextos para que regreses a su cuarto. Si sigue insistiendo hay dos opciones, ignorarlo o poner consecuencias a ese tipo de acciones.


6. Tranquilizándose: Muchos niños tienen dificultades para conciliar el sueño después de un día difícil o después de despertarse a media noche. La solución es encontrar un objeto de valor sentimental para él o ella y que lo asocie con la siesta. Por ejemplo, un peluche o una cobija y así se apoyan de ese objeto para conciliar el sueño de manera más rápida y segura.


7. Dormir junto con ellos: Sin saber cómo o en qué momento, tu o tu esposo terminan acostados en la cama con tu hijo. Si tu estas en la cama de tu hijo, la solución sería ser discreto y silencioso para regresar a tu cama sin que tu pequeño se dé cuenta, por más difícil que sea. Si él está en la tuya, llévalo a su cama con cuidado de que no se despierte, no dejes que se quede ahí porque si no pensará que está permitido hacerlo. Los niños eventualmente dejan de hacer lo que no les está funcionando y si ven que diario amanecen en su cama a pesar de haberse acostado en la de sus papás, lo dejaran de hacer.

Referencia: http://thestir.cafemom.com/toddlers_preschoolers/153820/7_tips_on_getting_your




Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts