Featured Posts

¿Qué decirles a tus hijos en vez de "con cuidado"?

¿Cuántas veces al día dices la palabra “cuidado”? Si realmente las contarás, te sorprenderías de lo seguido que esa combinación de letras sale de la boca de una madre. [Está a punto de salir de la tina] “con cuidado”… [Está corriendo por la casa] “con cuidado”… Se ha vuelto casi como un instinto para las mamás.


Cuando los niños escuchan las mismas palabras una y otra vez, empiezan a ignorarlas y a perderle el verdadero significado. Está comprobado en un estudio psicológico que los papás les dicen esta frase a las niñas cuatro veces más de lo que se la dicen a los niños varones. Esto mismo puede llevar a que en un futuro, a tus hijos les de miedo hacer cosas arriesgadas o que salen de su zona de confort.


Es cierto que los niños necesitan una guía para actuar de la mejor manera, pero las palabras deben ser detalladas y cambiar dependiendo de cada situación. La palabra “recuerda” puede funcionar mejor. Por ejemplo “Recuerda que las tijeras pueden ser peligrosas” o “recuerda que hay cosas frágiles en esta tienda”. De esta manera eres más específica con la situación y no dudas tanto de sus capacidades.


A continuación, te dejamos más ejemplos de frases que pueden perfectamente sustituir al “con cuidado”:

  • “Enfócate en lo que estás haciendo”

  • “¿Cuál va a ser tu siguiente movida?”

  • “¿Te sientes segura estando ahí?”

  • “Tomate tu tiempo”

  • “Estoy aquí si me necesitas”

  • “Por favor ten más cuidado”

  • “Cuidado con las demás personas”

  • “Mantén tu distancia con las personas que no conoces”

  • “Hay que movernos a un lugar más apto para hacer esto”

  • “Mira a tu alrededor, ¿hay espacio suficiente para correr?”

  • “¿Qué planeas hacer con ese objeto?”

  • “Esto pesa mucho, ¿seguro que puedes solo?”

  • “Por favor muévete con precaución en esta zona”

  • “¿Te sientes bien haciendo esto?

  • “¿Necesitas más espacio?”

  • “Pregúntale a las personas antes de involucrarlas en algo”

  • “¿Te gustó que te hicieran eso? Si no te gusta, dilo”

  • “Hay que revisar y analizar esto para asegurarnos que es seguro de usar”

  • “No estoy segura de los peligros que puedan haber ahí, mejor espérame y vamos juntos”

  • “Tranquilízate y ve por donde estas caminando”

  • “Fíjate que no haya gente cerca antes de hacer eso”

El decir alguna de las frases anteriores, no quita ese instinto de madre de que algo te huele a peligro. Pero te ayudará a tener una comunicación más asertiva con tu hijo y el comprenderá más fácil lo que quieres expresar.


Fuente: http://www.stumbleupon.com/su/2BlFEH/:9WN+M3jy:TcbiR-


Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts